lunes, 1 de abril de 2013

Las golondrinas han vuelto


Estoy de pie, frente a la ventana del comedor.

En el horizonte, de menos a más: ca' la Perica, carrer Maragall, McDonalds Ripollet, autopista C-58, Collserola, Barcelona, el/la mar, ses Illes, Mallorca, Tomeu Peña en tanga de leopardo comiéndole todo lo que vendría siendo el pasaporte a una guiri peregrina, et cétera (en francés: "y cétera").

Agridulce melancolía, léase "estaba de puta madre de vacaciones, ya me podía tocar esta noche cualquier sorteo de esos de los que, si jugase, pillaría sendos millones de euros, y por consiguiente iba a ir a trabajar el Tato".

Gran persona el Tato, pienso, mientras acabo de rascarme el sobaco derecho al ritmo de Gangnam Style... y, en de repente, caigo en la cuenta: "¡¡¡Todavía es de día!!!".

Sí, amigos/gas, las 20:00 y pico del atardecer y aún podéis realizar actividades tales como: pasear, correr, nadar, echar una cervecita con los amigos, echar dos cervecitas con las amigas, o hasta... ¡¡volver de trabajar!!
Jajaja, puto cabrón bromista... trabajar...

¡Tira pa' la casa, Robert Pattinson!

martes, 31 de enero de 2012

Ninjas de colores

En una estampa que nos hace imaginar a los míticos Parchís en clase de judo, actividad extraescolar muy proliferante en los años 80 (hoy el saber darse de ostias ya viene de serie, de ahí que los niños hagan inglés u otras mariconadas que les gustan a los gafapastas de sus padres), aquí os traigo una escena cuanto menos hilarante de la batalla final entre dos clanes de guerreros orientales (por no caer en el insulto ni el menosprecio gratuito, ambas facetas a las que como sabéis soy totalmente contrario, jaaaaa).

Del creador de la "BATAMANTA", aquí llega:



jueves, 19 de enero de 2012

Prioridades

En la vida, todo se basa en prioridades: qué camisa me pongo, qué coche me compro, qué dieta hago, qué chica me manda a tomar por el culo hoy en la disco, etc.

Actualmente, mi tiempo lo ocupan mis hijos, mi mujer, mi finalmente puesta en práctica pasión por la música, y una voraz pero tristemente no del todo correspondida afición por las series (no perderse la versión moderna de Sherlock, brutal!).

De ese modo, no dispongo del tiempo suficiente para bloggear como me gustaría...
Por ello, pido mil perdones a aquellos que alguna vez me regaláis con vuestras visitas, ya que nada me complacería más que poder dar rienda suelta a mi humilde paranoia más a menudo.

Todo a su tiempo.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Para escuchar más de una vez...

Parecía estar viviendo un flashback, pero ahora no era un achuchón desde atrás, con su mano izquierda apretando mi pecho y la derecha metida en el bolsillo del pantalón, a la vez que me susurraba dirty things al oído.

Esta vez era más dulce, como un abrázame por favor, de esos en los que sientes el olor a perfume en su pelo, la tersura de su delicada piel color de alabastro rodeándote con firmeza, frágil y delicada, un instante de los que te gustaría no despertar durante horas.

Espero que, en esta ocasión, la suave sensación sea más duradera, y que Adele no nos deje compuestos y sin su música, con la misma estúpida pasión y descontrol que lo hizo Amy...

Dos mujeres, dos historias, dos divas.
A una ya sólo podemos recordarla, de la otra se esperan grandes momentos, como éste:




lunes, 21 de noviembre de 2011

Ravel al aire libre

Una variación orquestal de los conocidos flashmob (simulaciones de espontaneidad donde un grupo de personas se van uniendo para acabar realizando una actividad conjunta en un espacio público, y no, no estamos hablando de los banquetes post-boda civil...):